Archive for 22 febrero 2008

La PIC también apoya la protesta contra los silos

22 \22e febrero \22e 2008

La Plataforma de Iniciativas Ciudadanas (PIC) anunció ayer su respaldo a la manifestación del día 29 en contra de los silos de cemento y criticó la persistencia de industrias “nocivas y peligrosas” en el Puerto. La entidad valora positivamente el debate sobre los usos portuarios y considera que “los diversos pronunciamientos públicos no son necesariamente divergentes”, después de que CCOO y UGT se desmarcaran de la protesta. La PIC cree que los nuevos silos pueden afectar, “al horizonte de la ciudad, uno de sus patrimonios colectivos” debido a su altura. Asimismo, llama a la sociedad alicantina, incluidos los empresarios -“insólitamente silenciosos hasta ahora”, señala- a promover “acciones de reflexión, estudio y reivindicación de un Puerto que es una parte esencialísima de la identidad y del futuro productivo de Alicante”.Por ello, propone crear una mesa ciudadana por el Puerto de Alicante que involucre a distintas organizaciones ciudadanas. 

Diario INFORMACIÓN

Anuncios

Piden investigar las subvenciones

22 \22e febrero \22e 2008

La Plataforma en Defensa del Puerto mantendrá esta tarde una reunión con el eurodiputado de Los Verdes Europeos Willy Mayer y el candidato de Esquerra Unida al Congreso de los Diputados, Miguel Ángel Pavón, para «analizar y canalizar en el Parlamento Europeo la situación del Puerto de Alicante y el deterioro de la ciudad».  Los vecinos solicitarán «una investigación sobre las subvenciones europeas al Puerto de Alicante por si no se ajustaran a los criterios y directivas europeas en materia de medio ambiente», según expresaron fuentes de la Plataforma en Defensa del Puerto en un comunicado. Por otro lado, cinco organizaciones vecinales intervendrán en el Pleno municipal de esta mañana para «opinar sobre la situación del Puerto, la actividad industrial y su impacto en el medio ambiente», según explicaron desde la Plataforma en Defensa del Puerto en un comunicado. Los vecinos participarán para apoyar una moción del grupo socialista sobre «la necesidad de un estudio de impacto ambiental y la adopción de medidas correctoras de carácter ambiental» en el entorno de la actividad industrial. La Plataforma en Defensa del Puerto ya ha convocado para el próximo día 29 de febrero por la Plataforma en Defensa del Puerto, contra la instalación de industrias peligrosas o tóxicas y para pedir la reducción de altura de los silos de cemento. Ayer, la Plataforma de Iniciativas Ciudadanas (PIC) se unió a esta concentración a través de un comunicado: «Parece muy sensato ejercer protesta y vigilancia sobre las consecuencias de la construcción de los silos, así como negarse a que tengan unas dimensiones que afecten gravemente al horizonte de la ciudad, uno de sus patrimonios colectivos. Igualmente hay que criticar, sin demora, la persistencia de industrias -ubicadas aquí ante la incapacidad municipal de promover suelo industrial- nocivas y peligrosas», afirman. Ante el apoyo de los sindicatos mayoritarios (CC OO y UGT) y del comité de empresa del Puerto al traslado de los silos de cemento, aunque reduciendo su altura, la Plataforma de Iniciativas Ciudadanas indica que estas diferencias con «matices perfectamente integrables en posiciones comunes». Por otra parte, la Plataforma de Iniciativas Ciudadanas también propuso a la creación de una Mesa Ciudadana por el Puerto de Alicante que «efectúe un seguimiento puntual de actividades, iniciativas, proyectos y situaciones problemáticas».  Este movimiento hace un llamamiento a «toda la sociedad civil a promover acciones de reflexión, estudio y reivindicación sobre el futuro» del Puerto. Diario LA VERDAD

Piden una investigación a la UE

22 \22e febrero \22e 2008

La Plataforma de Iniciativas Ciudadanas se suma a la manifestación contra los “megasilos”  La Plataforma en Defensa del Puerto de Alicante ha pedido que la Unión Europea abra una investigación acerca de las subvenciones europeas al Puerto de Alicante por si no se ajustaran a los criterios y directivas europeas en materia de medio ambiente. Los miembros de la Plataforma se reunieron ayer con el eurodiputado Willy Mayer, del grupo de los verdes europeos. La Plataforma pretende canalizar y analizar en el Parlamento Europeo la situación del Puerto y el deterioro de la ciudad, según informaron. Respecto a la manifestación del próximo viernes, la Plataforma en Defensa del Puerto recibió ayer el apoyo de la Plataforma de Iniciativas Ciudadanas (PIC) que considera oportuno “que se alcen voces críticas ante la pasividad de las administraciones públicas”. La manifestación comenzará a las ocho de la tarde en la Estación de Murcia y acabará en la plaza del Ayuntamiento. La PIC apeló a toda la sociedad alicantina, entre ellos a los empresarios “insólitamente silenciosos hasta ahora” a promover acciones de reflexión, estudio y reivindicación sobre el futuro de un puerto que es “una parte esencialísima de la identidad y del futuro productivo de Alicante”. La Plataforma de Iniciativas Ciudadanas considera fundamental crear una Mesa Ciudadana por el Puerto de Alicante que realice un seguimiento puntual de actividades, iniciativas, proyectos y situaciones problemáticas. En todo caso, desde la PIC consideran que es necesario negarse a que los silos de cemento previstos en la zona de ampliación del Puerto de Alicante “tengan unas dimensiones que afecten gravemente al horizonte de la ciudad, uno de sus patrimonios colectivos”. La Plataforma en Defensa del Puerto también insiste en que los silos “no deben sobrepasar los ocho metros de altura y en todo caso no sobrepasar los doce metros que son de aplicación, al resto de instalaciones y naves en el puerto, según el plan especial”.  Del mismo modo, la Plataforma de Iniciativas Ciudadanas insiste en que hay que criticar “la persistencia de industrias nocivas y peligrosas” ubicadas en el Puerto de Alicante “ante la incapacidad municipal de promover suelo industrial”. En este aspecto, la Plataforma en Defensa del Puerto ha exigido el traslado de los actuales astilleros situados en la nueva dársena pesquera a menos de 100 metros de las viviendas y del parque público. Aseguran que “todos los días podemos observar como los vecinos tienen que cerrar sus ventanas por la utilización de lacas, resinas, pinturas al aire libre, ruidos, etcétera” así como el uso de otro tipo de componentes químicos que son perjudiciales para la salud de los ciudadanos. Diario LAS PROVINCIAS

La irresponsabilidad social del Puerto

13 \13e febrero \13e 2008

DIARIO INFORMACIÓN 13/02/2008 He leído el artículo de Juan Ferrer publicado en INFORMACION de fecha 9-02-08 y, aun desconociendo sus estudios y su profesión, no puedo entender cómo siendo director del Puerto de Alicante se expresa con tan vana argumentación y lo que aún es mucho peor, lo que este individuo oculta en todo su planteamiento.
1. Alicante es desde hace muchas décadas una ciudad eminentemente turística y comercial; pero desde hace unos 10 años, su declive turístico es evidente, al contrario que en el resto de la provincia y de la Comunidad, sin que los mandatarios locales hayan tomado las medidas previsoras y correctoras mínimas que nos permitiera estar a la altura de los cambios del mercado y de las necesidades y servicios a prestar a los miles de visitantes. Tan sólo se ha crecido en la especulación y el pelotazo del ladrillo. Basando una gran parte de nuestro “progreso” en el caminar juntos del poder político local con la fuerza constructora y dejando en segundo plano, incluso olvidando, las necesidades de Alicante que le permitieran consolidar y ampliar su tejido económico del pequeño comercio, garante y principal propiciador de nuevos puestos de trabajo.
2. Dice Juan Ferrer que “en Alicante y su provincia han sonado las alarmas y desde distintas instancias se están planteando reflexiones para abordar con rigor los cambios de orientación necesarios”. Tela, como diría un castizo. Si es ahora que ustedes empiezan a plantearse desde “esas instancias” (supongo que serán desde la Cámara de Comercio y Coepa con Valenzuela y Crespo al frente o de canto, pues los resultados de su gestión denotan la desidia de ambas instituciones en el proyecto económico y social de nuestra ciudad). ¿Se referirá también al Ayuntamiento y a la Diputación? Luis Díaz Alperi, referente del PP para España según Rajoy, está cubierto de gloria por la dejadez y atonía mostrada en la revitalización del pequeño comercio, la limpieza de la ciudad (somos la 3ª ciudad más sucia de España según una encuesta publicada hace unos meses). El abandono y la dejadez dan como resultado la penuria y cierre de tantos pequeños negocios. El señor Ripoll ha declarado todo eufórico en Fitur: “Ahora vamos a trabajar todos los meses (será porque antes no cobraban el salario cada mes y ahora sí) y no sólo en la temporada fuerte para que la desestacionalidad del turismo nos proporcione mayor rentabilidad”. A buenas horas mangas verdes. Esto lo venimos haciendo otros desde hace más de 15 años, lo que a nivel privado nos ha permitido aguantar el tirón y mantener la capacidad de proporcionar empleo y riqueza a la Comunidad. ¿Y usted se lo plantea ahora? Pero hombre, no sea insensato y dedíquese a otra cosa. Creo que la Diputación mueve el suficiente presupuesto para que genere algún fruto más que vanas declaraciones de cara a la galería.
La Explanada, otrora espejo de Alicante y de toda la Costa Blanca, languidece con 7 locales comerciales cerrados y no se debe a la coyuntura económica de estos últimos meses. No señor, tanto en la Explanada como en decenas de calles de Alicante, llevamos años cerrando y cambiando la actividad de muchos comercios y no hay manera de hacerlos rentables, no por el hecho de que no sepamos gestionarlos, sencillamente porque ustedes han hecho todo lo posible para que el turismo se alejara de Alicante y así preparar el camino para el modelo de desarrollismo industrial de décadas pasadas y en contra de todo criterio ambiental, social y de calidad de vida de vida de los alicantinos.
3. Ustedes han hecho fracasar todos los planes de viabilidad turística y comercial del Puerto de Alicante. Me acuerdo de las ruedas de prensa y declaraciones pomposas, creídas, prepotentes y de brindis al sol de Mario Flores: Convertiremos al Puerto de Alicante en lo que se merece. El Puerto de Alicante recibirá tropecientos y pico cruceros cada año y la ciudad se beneficiará del dinero que dejarán los miles y miles de visitantes. Menudo ojo tiene usted, don Mario, si acierta así en toda su gestión, es preferible que cobre su salario y se quede en casa. Actualmente no viene ni tenemos noticias de que venga ni un solo crucero. ¿Es cierto lo que digo o estoy manipulando, como desde el Puerto están cantando cada día?
¿Para cuando la Plataforma Logística y el puerto seco que permitirán instalar decenas de industrias lejos de la ciudad y la creación de miles de puestos de trabajo? Mientras tanto, como no se crea suelo industrial, “to pal Puerto”.
4. Miente usted señor Ferrer y lo hace para engañar. La potencia del Puerto de Alicante como logística comercial en el movimiento de mercancías, contenedores, personas y automóviles, está más que demostrada y estas actividades, que en nada perjudicarían la salud ni la calidad de vida de las personas que vivimos en Alicante, darían la oportunidad para que este crecimiento del Puerto conllevase el equilibrio económico y social real y no el hundimiento del turismo, con su efecto corrosivo en el pequeño comercio (a “esas instancias que reflexionan tanto” poco les importa, están todos cercanos a los grandes inversores ajenos a los intereses de Alicante, a los grandes eventos-la Volvo arreglará todos nuestros problemas y seremos felices-, los grandes centros comerciales y es que ni se preocupan de disimularlo).
Desde la Plataforma en Defensa del Puerto estamos a favor de buscar la máxima rentabilidad de las actividades portuarias; pero no a cualquier precio, dentro de la legalidad y sin poner en peligro nuestra salud. Instalen en el puerto las actividades para las que se amplió. Ustedes han “recalificado” los usos del Puerto a posteriori, en contra de todo criterio que no fuese los acuerdos negociados ocultamente para el beneficio de los de su cuerda y sin importar el enorme perjuicio para Alicante. Se lo demuestro a usted y a quien quiera en el marco que deseen.
El biodiésel, los silos de cemento, la planta de fertilizantes, los depósitos de carburantes, etcétera, no responden a las necesidades para paliar la actual situación económica, esto estaba “parido” por todos ustedes desde hace años, con un plan perfectamente diseñado y con las bendiciones de todos, excepto de los olvidados: los ciudadanos que vivimos en Alicante.
Esto no es demagogia. Ustedes nunca se han preocupado de los aspectos medioambientales ni de los perjuicios para la salud hasta que los vecinos nos hemos unido y presentamos las denuncias en la prensa y a las instituciones “pensantes”, acusando al Puerto de las malas prácticas y lo seguimos manteniendoDesde la Plataforma en Defensa del Puerto, con el apoyo de asociaciones de vecinos, comunidades, plataformas, movimientos, organizaciones sindicales y partidos políticos, luchamos por un puerto saludable y le recordamos al alcalde de “Alicante” que tiene que tomar las decisiones en beneficio de la mayoría de los alicantinos y no sólo de unos inversores foráneos a los que les “trae sin cuidado los efectos colaterales” con tal de hacer rentabilísimo “su negocio”.


Manuel Pomar es presidente de la Plataforma en Defensa del Puerto.

Pregunta parlamentaría Ampliación Industrial del Puerto de Alicante

10 \10e febrero \10e 2008

“El Ayuntamiento trocea el proyecto para esquivar una evaluación ambiental global” David Hammerstein, Eurodiputado de Los Verdes Europa, ha presentado esta mañana ante el Parlamento Europeo, una pregunta sobre las obras de ampliación del Puerto de Alicante.  Las autoridades han obviado el estudio de impacto ambiental del conjunto del proyecto, puesto que han presentado 7 proyectos de forma separada, sin hacer el estudio de impacto global de los mismos. Esta ausencia de evaluación contraviene lo dispuesto en la Directiva 97/11/ EC, que obliga a realizar una evaluación de impacto ambiental cuando se produce acumulación de proyectos, lo que sucede en estas obras.  Por otro lado, no se ha publicado la totalidad de la información de los expedientes de los proyectos durante el proceso de información pública, lo que vulnera la Directiva comunitaria 2003/35/CE de participación del público en la elaboración de determinados planes y programas relacionados con el medio Ambiente.  Para David Hammerstein, “  Se  utilizan artilugios administrativos para no cumplir con la obligación de sopesar el conjunto de los proyectos sucios que se quieren instalar en el Puerto de Alicante. No se puede jugar con la salud ambiental de los alicantinos” COMUNICADO DE PRENSA – Bruselas, 6 de febrero de 2008

MÁS QUE UN NEGOCIO

10 \10e febrero \10e 2008

Alrededor del Puerto de Alicante han surgido varias dicotomías que a ningún alicantino dejan indiferente: biodiésel sí o no, silos de cemento sí o no, industria sí o no.Los que se oponen a toda actividad industrial en el Puerto no entienden que los gobernantes elegidos en Alicante y Valencia primen más los intereses empresariales que la salud de los ciudadanos.Los que aprueban un puerto industrial no sólo aseguran que la salud pública no peligra, sino que identifican a los detractores como simpatizantes de los partidos de la oposición y que por norma se oponen a todas las decisiones del Partido Popular.Mucho se ha escrito a favor y en contra de unos y de otros. Por mi parte prefiero echar mano de la Historia que aunque sea reciente para eso está, para entender ciertas decisiones políticas que desafían toda lógica racional. El Puerto sólo es un ejemplo más.Mayo del 68 fue algo más que una revuelta estudiantil, fue una Revolución. El mundo occidental, vencedor de la Segunda Guerra Mundial, se colapsa. Su estructura política, social y económica toca techo. La hegemonía de Occidente se mantuvo porque supo transformarse para liderar las nuevas circunstancias. Sólo me centraré en la estructura económica.El patrón oro desaparece, el valor del dinero ya no es equivalente a la reserva de oro, el dinero es fiduciario, es papel, es decir que su valor es proporcional a la confianza que inspiran las instituciones de los Estados que emiten esos billetes.Con el patrón oro, las actividades ilícitas como tráfico de armas, drogas, prostitución no se tenían en cuenta para el cálculo del producto interior bruto. Los sectores primario (tierra) y secundario (industria) eran los motores de la economía. El sector terciario (servicios) era un residuo considerado no productivo. Pero con el dinero fiduciario se hace imprescindible calcular y controlar el papel moneda en circulación. Un exceso de dinero en manos de los consumidores provoca subida de precios, es decir inflación. Una carencia de papel provoca menos consumo, las empresas producen menos y aparece el desempleo.Por tanto, para que la cantidad de dinero en circulación sea la correcta, todas las actividades sean lícitas o ilícitas serán tenidas en cuenta a efecto contable para dar credibilidad al sistema. Con este sistema económico, tan rentable es una actividad lícita como ilícita. Incluso se ha llegado a decir que una actividad es más rentable, cuanto más daños colaterales produce, porque a su vez genera actividades correctoras.Con este nuevo enfoque de la economía, el sector terciario es el protagonista de la producción de riqueza. Por ejemplo, es más rentable el agua para un campo de golf que para un campo de lechugas, pero sería menos que para otros tipos de plantaciones prohibidas. En este saco entra todo lo que produzca dinero: servicios, comercio, ocio, turismo, deporte, publicidad, pero también especulación, sobornos, plusvalías, manipulación de los mercados, de los precios, de las mentesÉ Para que esta influencia sea real, los holdings empresariales se colocan cerca del poder político. En algunos casos llegan a confundirse tanto que es prácticamente imposible diferenciar los unos de los otros. Otras veces, el político de turno es tan buen actor que el saqueo de las arcas públicas es asimilado por la mayoría de los ciudadanos como beneficios para la sociedad.El caso del Puerto no es una excepción. La ampliación del Puerto se ha llevado a cabo con dinero público pero también privado. El Puerto creó unas expectativas de negocio acorde con la necesidad de inversión. Pero era condición primordial que el Ayuntamiento estuviese de su parte para no poner trabas y asegurarse el negocio. Está claro que el Puerto lo consiguió porque de lo contrario el inversor privado no se hubiese aventurado. Hasta aquí nada sería censurable si el Ayuntamiento hubiese hecho pública toda esta información desde el primer momento. Sin embargo, el Puerto presentó maquetas “vendiendo” la zona como de ocio. Por su parte, el Ayuntamiento se saca de la manga “la milla de oro” y urbaniza todos los terrenos adyacentes a precios elevados. Hubo connivencia entre el Puerto y el Ayuntamiento, formaron una sociedad masónica para timar a los ciudadanos. No tuvieron en cuenta la repercusión negativa para el turismo y el comercio.El Puerto es más que un negocio porque forma parte de la ciudad, es un barrio más. Y en ningún barrio se permiten actividades molestas para los vecinos. Y los vecinos son todos los alicantinos porque la brisa marina lleva la contaminación hasta el último rincón de Alicante. ¿Tendrá que cerrar el Puerto? Ni mucho menos. Existen soluciones para integrar el Puerto en la Ciudad, pero para ello se necesitan inversiones y motivación política, con lo cual cae el beneficio a corto plazo y deja de ser negocio para los especuladores. ¿Dónde está el PGOU que contemple, entre otras muchas cosas un Parque Logístico Portuario en un polígono industrial a las afueras de Alicante?Muchas promesas y asignaturas pendientes tiene el Partido Popular en Alicante. Si no reacciona rápidamente, la problemática del Puerto le pasará factura en un futuro muy próximo.  Luis Perant Fernández es diplomado en Ciencias Políticas. Diario Información 9/2/08

LA LUCHA VECINAL NO CESA

10 \10e febrero \10e 2008

El movimiento vecinal, coordinado por la Plataforma en Defensa del Puerto,  activa de nuevo su maquinaria para salir en manifestación, el próximo 29 de Febrero, en contra de la previsible instalación de megasilos de cemento en la zona de ampliación del puerto de Alicante y a favor de un puerto saludable y respetuoso con la conservación del litoral alicantino y la salud y el bienestar de la ciudadanía.  La Autoridad Portuaria tergiversa maliciosamente la realidad cuando, por boca de su presidente, Sergio Campos, atribuye a la convocatoria intencionalidades políticas vinculadas a la proximidad de las fechas electorales. Las organizaciones vecinales y los ciudadanos que a nivel particular participan en la movilización no persiguen otro interés que el de reivindicar un modelo de puerto que, en beneficio de la población alicantina, contemple de forma integrada y sostenible su relación con la ciudad. Son personas que han de hacer uso de su tiempo libre para embarcarse en una lucha en la que Alicante se juega gran parte de su futuro. Por el contrario el presidente de la Autoridad Portuaria, nombrado a dedo por la Generalitat Valenciana, de la que recibe un sustancioso sueldo, se pliega a las exigencias emanadas del modelo de actuación política del Gobierno autonómico para defender los intereses particulares de las empresas que conciben el puerto como el espacio propicio para maximizar sus beneficios. Hay diferencia. Desde el status que ostenta, el presidente de la Autoridad Portuaria no reconoce ni va a reconocer sus complicidades empresariales en una sociedad dominada por la “democracia de la imagen”. Su política mediática consiste en afirmar que el puerto de Alicante tiene un carácter estrictamente comercial, que las obras de ampliación respetan escrupulosamente el medio ambiente,  que la instalación de los silos de cemento ofrecen la máxima seguridad y es beneficiosa para la ciudad y que el movimiento vecinal está instrumentalizado políticamente. En esta estrategia cuenta con el apoyo explícito del Gobierno municipal, con el alcalde Díaz Alperi a la cabeza, del que, en última instancia, depende la concesión de las licencias para la construcción de los silos.  Por el contrario, el movimiento vecinal no duda de que el proyecto para la instalación de las cementeras corrobora, junto con la carga y descarga de graneles al aire libre, los astilleros y la planta de fertilizantes, la tendencia hacia la conversión del puerto en un polígono industrial susceptible de extenderse como un cáncer junto a una zona urbana, sin que medie una evaluación conjunta y actualizada de impacto ambiental. Desde el punto de vista organizativo, el hecho de que, como corresponde en una sociedad democrática, la representación vecinal traslade la inquietud ciudadana a entidades y partidos políticos con capacidad para actuar a nivel institucional no impide que el movimiento se conduzca desde la más absoluta independencia partidista y el más exquisito respeto a la pluralidad de sensibilidades. Utilizar, como hace el presidente de la Autoridad Portuaria, el recurso a la politización para desacreditarlo supone, por tanto, un total desconocimiento de la cultura democrática.  El comportamiento de la Autoridad Portuaria demuestra una nula receptividad a las demandas vecinales. El verdadero talante de su presidente, Sergio Campos, queda claramente al descubierto cuando se atreve a culpar a los vecinos que han elegido para vivir la zona Sur de Alicante, colindante con el puerto, de no haberse informado sobre la dirección que iba a adoptar la expansión del mismo. Resulta evidente que el presidente de la Autoridad Portuaria pretende responsabilizarlos del oscurantismo que empaña sus propias actuaciones, como lo demuestra el hecho de haber abierto el período de alegaciones contra la instalación de las cementeras en la segunda quincena de Agosto, en pleno período vacacional.  La manifestación del próximo día 29 de Febrero, que partirá a las 20.00 horas desde la antigua estación de Murcia y concluirá en la Plaza del Ayuntamiento, responde a los intereses de la ciudadanía alicantina en su conjunto. Decir “no” al emplazamiento de las cementeras en el Puerto  es decir “sí” a un desarrollo portuario que, asentado en la actividad estrictamente comercial, los servicios y el turismo, permita la mejora de la imagen y el progreso social de la ciudad.Francisco Javier Segura Jiménez Profesor de Historia y miembro fundador de la Asociación de Vecinos Gran Vía Sur-Puerto.

Su puerto ´bien´, la ciudad mal.

10 \10e febrero \10e 2008

Las declaraciones del presidente de la Autoridad Portuaria, el pasado domingo en el diario Información, describen, claramente, la prepotencia de su presidente frente a todos aquellos que no coinciden con su modelo de una ciudad subordinada a los intereses de unas pocas empresas y sus accionistas.El Sr. Campos señala que todos se equivocan o mienten y que no debemos, los ciudadanos, entrar a opinar sobre algo que nos afecta y que está causando un gravísimo problema a esta ciudad.El presidente de la Autoridad Portuaria dice cosas como las que relato a continuación:1. Refiriéndose a la construcción de los silos de cemento, 18 edificios de 40 metros de altura y 20 de diámetro, con un impacto tremendo para la ciudad. El Sr. Campos no ve problema en crear una muralla de cemento de esas proporciones entre la ciudad y el mar.2. En relación al dialogo entre la ciudad y el puerto comenta: “No hay peor sordo que el que no quiere oír”. Supongo que lo dice por la actitud del puerto de plantear un modelo de desarrollo en contra de los ciudadanos.3. Sobre la planta de biodiésel, insiste en su puesta en funcionamiento: “El puerto es partidario de esta instalación”. ¿Eso tampoco es actividad industrial, no se transforman materias primas en productos manufacturados?4. El Sr. Campos considera a los miles de ciudadanos que se oponen a un puerto industrial, personas sin criterio y poco informadas cuando afirma: “La opinión pública se puede movilizar fácilmente cuando alguien se lo propone” ¿Es lo que pretende usted con sus declaraciones en el diario Información?A la vista de sus declaraciones, especialmente las de “se está movilizando a los vecinos con mentiras”: ?-¿Se refiere usted a las declaraciones del Urbanista Alfonso Vegara, redactor del Plan Director de Alicante, cuando afirma que el puerto es un polígono industrial en primera línea?-¿Miente la Ministra de Medio Ambiente al señalar, según informes técnicos, que la ampliación del puerto está acelerando la destrucción de la pradera de poseidonia?-En su opinión, ¿también miente la Subdelegación del Gobierno cuando dice que, según informes técnicos, los cientos de peces encontrados muertos en el Barranco de las Ovejas, al parecer, se produjeron por vertidos procedentes del puerto?-Quizás mienten también los médicos que han elaborado informes señalando que el padecimiento de algunos vecinos del entorno del puerto se debe a la contaminación procedente desde el puerto.-¿Cómo va a crear usted un pulmón verde desde Canalejas hasta el Barranco de las Ovejas si no hay espacio, debido a la construcción de los astilleros junto a la carretera y frente a los vecinos de Gran Vía Sur?-¿Cómo piensa usted proporcionar instalaciones de hostelería y ocio, en la nueva dársena pesquera, si ha bloqueado los accesos con los astilleros y es prácticamente imposible que los vecinos del sur de Alicante puedan acceder paseando?Los ciudadanos de Alicante tenemos sobrados motivos para protestar y manifestarnos, el próximo 29.02.08, ante una gestión tan ineficiente por su parte y la del Ayuntamiento.Los ciudadanos de Alicante estamos en contra de la degradación del litoral sur, la contaminación desde el puerto. Reivindicamos un desarrollo del puerto sostenible y respetuoso con Alicante y sus ciudadanos.El modelo de puerto que usted apoya está generando deseconomías para la ciudad y perjudica gravemente al turismo y comercio de Alicante.  Eliseo Fernández Daza es vicepresidente de la Plataforma en Defensa del Puerto y portavoz. Diario Información 5/2/08

Ni en África se deja deteriorar la fachada litoral como aquí.

10 \10e febrero \10e 2008

 Alfonso Vegara posa en su despacho de la sede que la Fundación Metrópoli tiene en el centro de negocios de Alcobendas, en Madrid, al término de esta entrevista.

ALFONSO VEGARA
URBANISTA Y DIRECTOR DEL PLAN ESTRATÉGICO DE LA PROVINCIA ENCARGADO POR LA DIPUTACIÓN
 Lejos de que el ingrato recuerdo del frustrado proyecto del Triángulo Alicante-Elche-Santa Pola le hubiera quitado las ganas de volver a estudiar un territorio que ya analizó hace veinte años pero cuyas conclusiones no se llevaron a la práctica, el alicantino Alfonso Vegara (Jacarilla, 1955) vuelve a la carga, a su tierra, tras haberle encargado la Diputación que dirija su plan estratégico. Convencido de que la gran baza de la provincia radica en sacarle partido a la potencial complementariedad entre Alicante y Elche, este reconocido urbanista apuesta por invertir en el entorno para crear un clima que retenga a la gente valiosa y atraiga talentos, la gran apuesta, dice, de las ciudades que están compitiendo hoy en día. Por eso no entiende que no se haya acometido aún el desarrollo de un litoral degradado o que se ignore el valor paisajístico de las salinas de Agua Amarga. En unos nueve meses, como un parto, asegura que estará concluido un trabajo con el que se busca revalorizar el territorio y el sistema productivo de la provincia. Y esta convencido de que esta vez sí se va a aplicar. MERCEDES GALLEGO

Cuál va ser la aportación de la Fundación Metrópoli que usted preside tras el acuerdo firmado con la Diputación y la CAM para la elaboración de un plan estratégico de la provincia.
Nuestro objetivo es identificar oportunidades estratégicas del territorio para recualificar tanto el espacio como nuestro sistema productivo. Y lo vamos a hacer en las distintas comarcas porque puede surgir algo interesante en Alcoy, en Villena, en las zonas del vino o en la Vega Baja, epicentro de ese eje que hay entre Cartagena, Murcia y Alicante, que acoge a dos millones de habitantes, lo que lo sitúa como la tercera ciudad de España.
¿El estudio es consecuencia de la crisis?
El modelo obsoleto de compro suelo, lo transformo y lo vendo, sin aportar valores cualitativos, ya no vale. Es una lección que se ha aprendido en menos de un año. Ahora hay que reflexionar y tocar el sector inmobiliario de forma más coherente. Eso nos llevó a plantear por qué no pensábamos en nuestro territorio, en cuáles son sus activos y ver qué proyectos singulares podríamos desarrollar para mejorar nuestra capacidad competitiva, el territorio, para crear opciones de empleo…
¿Y cuáles son los activos?
Hace veinte años, con el Club de Inversores, sentamos los que llamamos las “ecologías del Triángulo”: la ecología del litoral, las rurales, las industriales… un modelo equilibrado para un territorio que no era sólo el eje Alicante-Elche, sino que introducíamos el municipio de Alicante para darle más contenido territorial y poder recuperar el cabo de Santa Pola como gran pulmón metropolitano. Además, el sistema de ciudades de la provincia es modélico, policéntrico y con un perfil diferencial porque cada una de ellas se dedica a un sistema productivo diferente. Es muy difícil encontrar otro territorio en el mundo con un sistema de ciudades tan equilibrado. Y el talento, la imaginación, el dinamismo y la visión exterior es impresionante.
En el proyecto del Triángulo Alicante-Elche-Santa Pola se hablaba también de un parque tecnológico, que tiene Elche pero no Alicante, de empresas de biotecnología… ¿Su materialización podía haber evitado algunos de los males estructurales que ahora aquejan a la provincia?
Hubiera ayudado a diversificar el sistema productivo de la provincia, sobre todo a buscar complementariedades estratégicas entre Elche y Alicante. La gran baza de la provincia es sacarle partido a este potencial. Recuerdo que cuando planteamos el proyecto parecía algo imposible porque Elche y Alicante eran como dos sociedades distintas que se daban la espalda.
Ahora sus alcaldes ni se reúnen.
Bueno, está la Generalitat, que también tiene competencias en la ordenación del territorio. Me consta que el conseller García Antón, que es un lujo, quiere impulsar un proyecto territorial amplio. Es una etapa muy interesante para que ellos ejerzan un liderazgo. Y es más fácil hacerlo ahora que hace un año porque ha bajado el ritmo de crecimiento. Quiero decir que hay forma de articular la red metropolitana que no dependa de las dos ciudades, porque si los dos alcaldes no se ponen de acuerdo es muy complicado.
¿Habría que superar las barreras que separan los términos municipales y compartir servicios para crear grandes áreas metropolitanas?
Alicante tendría que dotarse de un gran área metropolitana coherente porque hay gente de Alicante que estudia en Elche, gente que trabaja en Elche y vive en Alicante… Que haya un único mercado de trabajo y opciones comunes tanto educativas como sanitarias, de transportes, residenciales…
¿Cree que se va a vencer esa reticencia a compartir?
No sé si psicológicamente, pero funcionalmente ya se ha vencido. El gran espacio industrial de futuro de la provincia es el parque industrial de Elche. El plan general recogió la idea de la ciudad lineal de la industria entre Elche y Torrellano y lo fue desarrollando. Esa pieza es la única de las seis que planteamos en el Triángulo que se ha venido desarrollando. Pero hay un enorme potencial en todo lo que es la conexión del aeropuerto con la ciudad de Alicante.
¿De verdad ve posible prolongar la Explanada hasta El Altet?
Si se puede llegar a la luna, ¿cómo no vamos a poder llevar la Explanada hasta el aeropuerto? La Explanada es un paseo que tiene viviendas a un lado y un paseo marítimo al otro. Si fuimos capaces de hacerlo en décadas precedentes, ¿no vamos a poder hacerlo ahora? El hecho de que lleguen los millones de personas que llegan a El Altet y entren a la ciudad de Alicante… eso hay que cuidarlo. ¡Si está planteado desde hace quince años! Lo llamamos paseo marítimo de Calabarda. No es normal que todo el frente de de-sarrollo del litoral tenga una autopista con desniveles topográficos, un ferrocarril, una playa que no es natural, unas pequeñas casas con actividades de prostitución y deterioro… ¡vamos, que ni en las ciudades africanas hay un tratamiento tan desarticulado de sus espacios! Es una pena que un proyecto tan evidente no esté hecho hace mucho tiempo. Y las salinas de Agua Amarga: no se pueden tener absolutamente abandonadas cuanto tienen un potencial paisajístico enorme. Proteger el medio ambiente no es no hacer nada sino invertir en mejorarlo. Y en torno a ese paisaje pueden surgir oportunidades formidables.
¿Y quién convence a los responsables políticos de qué es eso lo que hay que hacer?
Ahí está la clave. Hacen falta órganos específicos para el desarrollo de proyectos concretos. Nosotros trabajamos con unas agencias que tratan de unir el liderazgo político con el I+D territorial. Primero diseñamos el territorio con las administraciones públicas y cuando se acepta, se buscan los mecanismos económicos y se invita al sector privado. Estas agencias pueden ser un mecanismo muy ágil para que el paseo de Calabarda no sea el proyecto de la periferia de Alicante o el de la de Elche, sino un proyecto de carácter estratégico. Así se hizo en Bilbao y era mucho más complicado recuperar la ría que prolongar la Explanada.
¿Lo ve factible entonces en el caso de Alicante?
Totalmente. Además, lo vamos a hacer porque ya es el momento.
¿Qué margen queda en un territorio colapsado?
Yo no lo veo así. La densidad del litoral es de casi 1000 habitantes por kilómetro cuadrado. En el 16% de la superficie total vive el 70% de la población, se encuentra el 70% de la actividad industrial, casi todas las infraestructuras, casi todos los regadíos…
¿Eso no es estar colapsado?
Está bastante denso pero tiene una densidad cinco veces menor que la Costa Azul.
Tampoco es que sea para lanzar cohetes.
Es un territorio denso pero no quiere decir que los territorios densos no sean sostenibles. Manhattan tiene uno de los mejores registros de sostenibilidad en cuanto a consumo de agua, a uso del transporte público… luego la densidad no es sinónimo de que sea mejor o peor. Cuando se analiza nuestro territorio y se piensa que se han perdido muchas oportunidades y que es imposible arreglarlo, invito a que se repare en los espacios de antigua industrialización, cómo era el Bilbao de hace quince años donde los suelos estaban contaminados. Limpiar el agua de la ría costó cinco veces más que construir el Guggenhein. ¿Por qué no gastar dinero en recuperar nuestros espacios turísticos?
¿Cómo se hace eso?
Hay soluciones. Acabamos de hacer una investigación sobre un espacio mucho más complicado que la provincia de Alicante como es el Mar Menor: una franja con torres y torres con unos problemas de accesibilidad formidables, sobre todo en verano. Las viviendas se usan dos meses al año y es una agresión ecológica a un espacio muy frágil. Hemos planteado transformar el Mar Menor en un parque ecotecnológico. El Mar Menor es el punto de mayor radiación solar de Europa y el mayor problema en cuanto a la sostenibilidad es su fealdad, lo feos y caóticos que son los edificios. Contra eso hemos planteado las “esculturas del sol”: forrar los edificios con unas pieles inteligentes que son paneles solares que captan energía. Una solución paradigmática que pone de manifiesto que el mecanismo tradicional de proteger cuando ya has destruido el territorio no lleva a ninguna parte sino que hay que ponerle imaginación y creatividad.
En Alicante, ¿qué forramos?
El territorio más complejo de la provincia es el eje Elche-Alicante. El tema de la costa metropolitana está sin resolver. Yo creo que uno de los primeros esfuerzos que habría que hacer es recuperar la idea del paseo marítimo de Calabarda porque allí hay un elemento formidable de invertir en paisaje, de recuperar el borde marítimo, de evitar que se hagan polígonos industriales en primera línea, como se están haciendo en el Puerto de Alicante. Cada vez se está concentrando más la actividad portuaria en menos puertos. Si tenemos una ciudad con calidad y un puerto marítimo formidable, vamos a utilizarlo para tareas que tengan que ver con las actividades urbana. Los polígonos, al interior.
En términos de sostenibilidad, ¿habría que apostar por el modelo vertical y compacto de Benidorm o por el extenso y horizontal de Torrevieja?
El modelo de sostenibilidad no se puede analizar a la escala de la ciudad sino a una regional. La Comunidad, el Mediterráneo, debería aportar por un modelo territorial coherente en diálogo con el interior y con Madrid. Y ver qué hacemos en la costa. El 80% de toda la población mundial vive en el litoral, luego no es extraño lo que está pasando aquí. Lo que ocurre es que se ha hecho con poca planificación territorial y excesiva rapidez, por lo que no ha habido tiempo para controlar y darle calidad a los proyectos. A veces, cuando se tiene mucho éxito económico y un ritmo de crecimiento especialmente rápido pagamos un precio cualitativo, que es lo que nos ha pasado.
En el caso de Alicante, ¿el turismo tiene que condicionar el de-sarrollo territorial?
El turismo es una fuente fundamental de riqueza pero no tiene por qué ser la única opción económica de cara al futuro. La gran apuesta de las ciudades que están compitiendo hoy en día no es por atraer turistas -aunque todas, incluso las que tienen una economía muy sólida, fomenten el turismo urbano- ni tan siquiera atraer industrias, ni inversiones, ni eventos … la gran batalla va a ser atraer talento: formar a nuestra gente, retenerla, que encuentre trabajo aquí para que las personas más valiosas no se vayan a otros territorios y para que vengan de fuera. Utilizar lo que que tenemos: el clima, la calidad de vida… Si hemos creado campos de golf, utilicémoslos, si hemos creado marinas, hagamos lo mismo para crear un entorno mágico para vivir y trabajar. Que no sólo vengan los jubilados o los turistas de poco nivel adquisitivo, sino que vengan valiosos trabajadores que puedan contribuir a crear una economía diversificada. La gran batalla de la competición entre ciudades es la batalla por el talento y por impulsar la economía creativa.
¿Todo eso se puede aplicar en esta provincia?
Es uno de los puntos mágicos de Europa para hacerlo. Es un fenómeno similar al desplazamiento que se produjo del este al oeste de EE UU, donde surgió Silicon Valley, los territorios del vino… Allí se ha creado un modelo de desarrollo tecnológico de los más grandes del mundo. ¿Por qué el Mediterráneo no puede ser la California de Europa? Si es un lugar donde a mucha gente le gustaría vivir, ¿por qué no puede ser también un lugar para trabajar? La gente que tiene mucho talento, que tiene ideas, puede elegir donde trabajar en el mundo. La clave de la competitividad está en la calidad del sitio. Por eso hay que diseñar nuestro territorio. Y el sitio no es nuestra calle, sino nuestro hábitat y tenemos que ser capaces de cuidar la calidad de ese hábitat no sólo para mejorar nuestra calidad de vida sino para atraer y retener talentos.
¿No es un poco tarde?
Nunca es tarde, lo que es tarde es para no tener ideas. Hace quince años, en el proyecto del Triángulo, estuvimos proponiendo ideas, pero lo mataron.
¿Quiénes fueron los asesinos?
No lo sé, pero por primera vez en España, el Club de Inversores, es decir, la sociedad civil, se puso de acuerdo, aportó dinero y contrató a expertos para hacer una investigación sobre el territorio. No sé por qué extraña razón las administraciones públicas intentaron que ese proyecto no naciera. No lo entiendo. Porque una cosa es no proponer ideas y otra, matarlas. Es insólito. Da la impresión de que si las ideas no se le ocurren a la administración, no existen. Al contrario que en EE UU, donde la sociedad civil lleva la iniciativa.
¿No le frustra volver a estudiar un territorio donde sus ideas no fueron llevadas a la práctica?
Llevo muchos años trabajando por todo el mundo y hay proyectos a los que les ha ocurrido lo mismo y otros que han sido adoptados. Una de las ventajas competitivas de un territorio es su liderazgo, pero un liderazgo competente. A veces es el liderazgo político el que impulsa los proyectos, otras es el empresarial.
¿Y aquí dónde estamos?
Habría que buscar un liderazgo coherente, quizá a nivel político, que es lo más natural para que se orienten los destinos colectivos. Pero en un liderazgo coherente las cosas se alinean porque la magia de un liderazgo político no radica en la fuerza de los presupuestos públicos: tu no puedes transformar Alicante a golpe de talonario de las arcas públicas porque el presupuesto es reducido, la capacidad de inversión de un ayuntamiento como el de Alicante es mínima. Pero si se tienen proyectos, se puede convencer al sector privado, a la sociedad civil, a otros estamentos de la administración a que ayuden a realizarlos.
¿El desarrollo urbano lo marca el poder político o el económico?
Varía mucho de un territorio a otro. En Bilbao Ría 2000 fue compartido, ahí todos -administraciones y sector privado- se pusieron de acuerdo y se ha transformado milagrosamente una ciudad. Diario Información 20/1/08