La mercantil reclama la licencia.

Imagen virtual de la planta en el Puerto, según la promotora.

La empresa del biodiésel tacha de fraude de ley la paralización de su planta. 

La mercantil alega contra la decisión de Sonia Castedo y recalca que fue el Ayuntamiento el que asumió el uso industrial del Puerto. 

La promotora de la planta de biodiésel en el Puerto califica de «claro fraude de ley» la decisión del Ayuntamiento de Alicante de suspender la tramitación de la licencia apoyándose en la necesidad de pedir informes a distintas consellerias. En un escrito de alegaciones, Biodiésel Alicante arremete contra la decisión de la concejala de Urbanismo, Sonia Castedo, y califica sus argumentos de «falso de toda falsedad», «dislate» y «a todas luces fuera de lugar». 

Las alegaciones de Biodiésel Alicante las suscribe su presidente, Juan Carlos Jiménez, y se formulan contra la resolución de la edil de Urbanismo, que suspendió la tramitación de la licencia a la planta aduciendo exceso de altura en una construcción y la petición de informes a distintas consellerias. 

En primer lugar, la mercantil afirma que «no ha lugar a suspender la tramitación de un procedimiento que con anterioridad a recibir dicha resolución ya había terminado por silencio administrativo positivo», al indicar que han transcurrido más de dos meses desde la solicitud. 

Acto seguido, el presidente de la mercantil afirma que la petición de informes para justificar la suspensión del trámite «no resisten el más mínimo comentario», por lo que el Ayuntamiento incurre «en nuestra opinión, en claro fraude de ley», añade el escrito, en el que se insiste que esta consulta a
la Generalitat «está a todas luces fuera de lugar».
 

La mercantil afirma que «fue el Ayuntamiento quien asumió el uso industrial del Puerto y las actividades que allí serían permitidas, entre las que se encontraba la que nos ocupa cuando fue aprobada la modificación puntual del Plan Especial del Puerto». 

Ante esto, el presidente de Biodiésel Alicante afirma que si el Ayuntamiento hubiera querido denegar la planta tendría que haber actuado de forma totalmente distinta a como lo ha hecho en seis momentos importantes. Así, la mercantil destaca que lo que no debió hacer el Ayuntamiento es «no asumir el uso industrial del puerto, pero asumió este uso y lo incorporó a su planeamiento; asumir el uso industrial del Puerto pero no la actividad que pretendemos desarrollar, pero la asumió y la incorporó al planeamiento; no informar favorablemente sobre la compatibilidad urbanística del proyecto, pero sin embargo informó favorablemente; oponerse al otorgamiento de la autorización ambiental integrada cuando fue consultado, pero en coherencia con lo anterior no se opuso; impugnar la autorización ambiental integrada cuando se otorgó, pero en coherencia con lo anterior no la impugno, y votar en contra del proyecto en el Consejo de la Autoridad Portuaria, pero no sólo no lo hizo, sino que votó a favor». 

Tras rechazar los reparos de altura de una construcción, al subrayar que se trata de una instalación «técnica y de almacenaje» en la que se permite sobrepasar la altura máxima, la mercantil reclama que se levante la suspensión y que se conceda licencia a la planta. 

Diario INFORMACION 3 de febrero de 2007  M. DOPAZO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: