Bio-Navidad.

Manuel Alcón Domnguez

Manuel Alcón Domínguez Presidente de
la Asociación de Vecinos Gran Vía Sur.
 

 

Estimados Reyes Magos: Soy un vecino de Alicante y me dirijo a ustedes, queridos Reyes Sr. Alperi, Sr.Mario Flores y Srta. Etelvina Andréu para descargar mi conciencia, porque considero que no merezco que me regaléis nada este año.  

Se que vosotros me consideráis digno de este regalo, la planta de biodisel y los depósitos de combustible en el puerto de Alicante, pero, os voy a dar una serie de razones por las que cambiareis radicalmente de opinión.  

En primer lugar fui a las manifestaciones del 3 de Octubre y del 24 de Noviembre; en segundo lugar he convocado a muchos alicantinos a los que les explicado en la mejor manera posible todo lo referente al biodiesel; en tercer lugar he asistido a las reuniones de la “Plataforma en Defensa del Puerto” y les apoyo totalmente, y lo que es más fuerte, he ayudado a crear pancartas en contra del Ayuntamiento y del Puerto ¡¡que espanto!! . También aunque me adelante en el tiempo, participare en las próximas manifestaciones en las que los alicantinos expresaremos una vez más nuestra oposición a tan buen proyecto. Espero que algún día podáis perdonarme.  

Por todo esto considero que debéis de conceder ese preciado regalo a otro vecino que se haya portado mejor que yo. Si fuera de vuestra consideración que merezco el perdón, se que será difícil que me pongáis la planta tan cerca como iba a estar (tan solo a menos de 400 metros de mi casa, saltándoos a la torera toda norma sobre perímetros de seguridad). Se que ya no podré respirar ese olor a aceite, que no podré oír el rugir de los camiones día y noche cargando y descargando, que ese ruido tan atroz que hubiera producido la planta y que podría haberme alegrado la vida será imposible; también se que esas torres de refrigeración que podrían haberme traído a mi amiga
la Legionela ya no serán posible; pero bien, quiero daros una posible solución, tan buena para mí como para vosotros: podéis poner la planta en un sitio más alejado de la ciudad, se me ocurre que tal vez pudiera ser ubicada en un polígono industrial, lejos de las viviendas, lejos de los ciudadanos.
 

Hacedme este favor, y yo y muchos alicantinos que en este momento nos encontramos en similar situación (cantidad de gente que nos vamos a quedar sin reyes este año) os lo agradeceremos eternamente. Y por cierto, no os quepa duda alguna de que nos acercaremos a visitar
la PLANTA DE BIODIESEL Y LOS DEPOSITOS DE COMBUSTIBLE al polígono industrial que sus majestades decidan tantas veces como sea posible. Desde luego si hay que ir se va.
 

Por otra parte os pediría que no fuerais muy duros conmigo. Se que merezco un buen trozo de carbón; pero, para que no hagáis un viaje en balde, os diré que “nado en la abundancia”, tengo carbón y fibra de vidrio para regalar, lo recojo todos los días desde mi ventana y , por supuesto, proviene del Puerto.  

Bien, ya me encuentro mejor, llevaba días sin dormir pensando en que el Puerto de Alicante, patrimonio de los alicantinos, podría por fin convertirse en algo bonito y atractivo para todos. No lo consintáis. Por favor, degradarlo todo lo que podáis, no lo adornéis con guirnaldas y serpentinas de colores, no consintamos que sea atractivo a los ojos de los alicantinos y de los turistas, no sea que se nos llene nuestra ciudad de gente. Dejemos que se vayan a otras zonas, por ejemplo a Valencia. Ya que nos quitan lo que les viene en gana, podemos ayudarles desde Alicante estropeando lo más preciado que tenemos, nuestro puerto y nuestro mar.  

No quiero extenderme más, no quiero haceros perder vuestro valioso tiempo. Se que tenéis que repartir muchos más regalos: la fuente de Luceros, viviendas en Rabasa, la playa de San Gabriel y un largo etcétera. Si veis que podéis hacerlo mejor, y que en vuestra conciencia una vocecita os dice: “En el Puerto no, en el Puerto no, pongamos la planta a las afueras de la ciudad” entonces deberéis pensar si dejar paso a otros nuevos Reyes Magos que tal vez, y digo tal vez, lo hagan peor.  

Dice
la Biblia que existieron tres Reyes Magos que se llamaban Melchor, Gaspar y Baltasar y que este último era negro. Y me pregunto yo: ¿Era negro, o tal vez vivía en un puerto donde alguien dijo un buen día “pongamos una fábrica de Biodiesel”
 

Diario INFORMACION, 19 de diciembre, 2006

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: